El caso de la niña italiana enferma por ser “vegana”

Hace un año (2016), apareció el caso de una niña italiana (Chiara) que tuvo que ser ingresada por deficiencia de B12. La prensa internacional se hacía eco del caso y achacaron el problema a que los padres de la niña decían ser veganos, y que habían provocado carencias vitamínicas en su hija. Uno de mis conocidos colgó el artículo en mi Facebook y comentó que, a los veganos, se nos estaba yendo de las manos. A continuación, la respuesta que le di:

Vamos a ver; para empezar: ¿a qué te refieres con “se OS está yendo de las manos”? ¿A los italianos? ¿A los veganos?¿A que no podemos tener hijos? ¿A que telecinco se inventa las noticias y crees que soy accionista o algo? ¿O es, simplemente, una burda manera de “intentar” denostar el veganismo (y van…), sin ningún espíritu crítico, interés por leer la noticia, más allá del titular, ni investigar sobre el tema; simplemente, cogiendo una noticia que crees que reafirma tus creencias egoístas y sin base científica alguna, y “atacándome” a mi, que procuro llevar una vida libre de sufrimiento/tortura/muerte? (…)

Ahora, lo que es más importante: ¿procurarás escuchar/leer la argumentación que te hago? ¿O una vez más harás “oídos/ojos sordos/ciegos”?

Como te habrás dado cuenta, son todo preguntas retóricas; tú y yo sabemos la respuesta a todas… Pero no importa, una vez más, procuraré explicar las falacias y mentiras en las que incurres, un día sí y otro también, no ya porque piense que tú puedas cambiar de opinión, sino para que el resto de personas que leen esto, puedan pensar por sí mismas.

1) En el artículo se dice, textualmente: “la dieta vegana NO había sido la causa de la afección, (pero) la falta crónica de calcio había agravado el problema.” Lo que ya da algo que pensar sobre el “interés” constante que hay en atacar al movimiento vegano…

2) No obstante, aunque hubiese sido el caso: llevar una alimentación libre de productos animales no quiere decir que vayas a estar sano, per se… ¿Quién ha dicho eso? Yo nunca he dicho que, por el hecho de no comer cadáveres o excreciones de animales vayas a estar más sano; sólo que, si sigues una dieta EQUILIBRADA, sin productos de origen animal, estarás más sano (lo estoy, desde hace ya 4 años, analíticas que siempre posteo en FB, mediante); pero ojo, no sólo lo digo yo, sino cualquier estudio científico que no esté subvencionado por la industria alimentaria.

El crecimiento del veganismo (del respeto), es imparable en todo el mundo. Esto no gusta a la industria láctea, y por eso está sacando toda la artillería para manipular todavía más a la gente intentando hacer ver que es necesario para tu salud que te comas el cadáver de alguien (“que te comas el cadáver de alguien que NO quería morir”. Esa maquinaria, que es la misma que silencia la muerte de millones de personas en el día de hoy por múltiples tipos de cáncer, diabetes, infartos, alzheimer, estando TODAS ELLAS RELACIONADAS CON LA PROTEÍNA ANIMAL (cadáveres + secreciones mamarias de vaca con agua + menstruaciones, que a veces son fetos de gallina…), intenta seguir responsabilizando a la alimentación 100% vegetal de casos completamente falsos o, en su defecto, distorsionados.

Las dietas veganas no es que sólo sean aptas para todas las etapas de la vida, sino que además son las únicas que pueden prevenir las citadas enfermedades terribles y letales mencionadas anteriormente. Alimentar de manera vegana a un niño, no sólo es un acto de ética y respeto, sino también un acto de responsabilidad con la salud del niño, a diferencia de quienes alimentan a sus hijos con proteína de origen animal, acortando su vida de manera brutal sin su consentimiento. Por supuesto, por hacer esto no te quitan la custodia del niño… Es normal, hay demasiados intereses económicos en juego:

No hay excusas. Pueden sacar todas las mentiras que quieran; la posición de las academias de nutrición y dietética más importantes del planeta con la aprobación de unos 100.000 expertos dicen que una dieta vegana es apta para todas las etapas de la vida – y hay muchísimas más, así como otros tantos reputados doctores expertos en el campo de la nutrición como Kim A. Williams (presidente del colegio de cardiólos de los USA), Colin Campbell, Caldwell Esselstyn, Michael Greger, Neal Barnard…

Aquí tienes una lista de estudios científicos que confirman todo esto (PD: no vengas con la excusa “es una página vegana, ¡ya no me creo nada!” Que en los artículos vienen publicada las fuentes originales y son de asociaciones y universidades que no tienen nada que “dar” al veganismo, simplemente se deben a la REALIDAD y a los estudios CIENTÍFICOS).

Estos son los verdaderos EXPERTOS en nutrición. Médicos de cabecera y pediatras, no han tenido formación en el campo de la nutrición como para poder llevar la contraria a estas asociaciones y expertos. Eso sí, si luego hay padres que dan a su hijo una lechuga al día para comer… eso es culpa de los padres, no de la dieta 100% vegetal, la cual obviamente debe ser mínimamente coherente y bien controlada en la infancia para ajustarse a las especiales necesidades de la criatura en esos complejos momentos iniciales donde, independientemente de la dieta, suelen surgir muchos problemas.

Decir “enfermé porque me hice vegano” es mentir. Enfermas porque te alimentas de manera incoherente. Es absolutamente imposible que estas asociaciones, de no ser 100% seguro, se atrevieran a hacer oficial lo que dicen (el veganismo es sano), y más teniendo en cuenta cómo presionan las Industrias de explotación y esclavitud animal. Por cierto, sobre el “otro caso” del que habla esa noticia (curiosamente también en Italia), ya se desmintió que fuera real. Ni era vegana – tomaba queso parmesano, lo cual elimina de un sólo golpe la farsa de que le faltaban proteínas de origen animal y vitamina b12, ya que los lácteos cuentan con ambas fuentes, y sobre todo su problema es un habitual en los niños al destetar (es decir, cuando deja la leche materna), que es un proceso conflictivo desde tiempos inmemoriales, por lo que culpar a la alimentación vegana (que ni siquiera era vegana), no es más que el fruto de una manipulación absolutamente impresentable que además el senador italiano que la destapó supo conectar perfectamente con las campañas de publicidad a favor de la leche que está haciendo el gobierno (únicamente por dinero) y al mismo tiempo citó a una asociación de nutrición del país que denunció su campaña por falaz, a la cual le dieron la razón exigiendo una rectificación que provocó que los autores de la campaña de publicidad “pro leche animal” tuvieran que decir que: “se puede obtener la proteína y nutrientes necesarios sin necesidad alguna de tomar leche de vaca”. Es el segundo caso en menos de un año, realizando exactamente la misma campaña de difamación.

¿Y bien? ¿Seguirás estando CIEGO ante la injusticia que es usar a los animales como productos? ¿Seguirás siendo un egoísta (tú y todos los que nos leen), sólo porque te gusta como sabe un animal asesinado? ¿Darás enfermedad y cáncer a tus hijos, sólo porque no quieres hacer el “esfuerzo” de confrontar lo que crees?

Repito, es TAN sencillo (aunque para algun@s sea tan “complicado”…) como esto:

Más info: